Skip navigation

Al terminar de ver la película me pareció que estaba muy influenciada por el movimiento mod ingles de los 60 por lo cual tenía esa huella psicodélica ya que es un film que muestra todas las excentricidades y exageraciones de una sociedad sin límites preocupada solo por la moda, ir a lugares de ocio con grupos musicales muy alternos, discos y muchas drogas para que el cuerpo aguantase tanta acción1, esto al principio me pareció un concepto muy superficial y un film un poco raro pero al ver también el corto de la promoción de la película en donde se dice que la realidad es la fantasía más extraña y que la belleza y lo bizarro toman nuevas formas y nuevas fascinaciones, me puse a reflexionar y comencé a entender el concepto de la película. Posteriormente cuando leí el texto de Julio Cortázar “Las barbas del Diablo”, entendí completamente el argumento de la película: la verdad no siempre es lo que parece o lo que para mí es la verdad para otros no puede serlo, como lo dice Cortázar casi al inicio del texto: “nadie sabe bien quién es el que verdaderamente está contando, si soy yo o eso que ha ocurrido, o lo que estoy viendo […] o si sencillamente cuento una verdad que es solamente mi verdad, y entonces no es la verdad salvo para mi estómago, para estas ganas de salir corriendo y acabar de alguna manera con esto, sea lo que fuere.2

Esto me recordó a otra película que vi hace varios años, la “Ventana de Enfrente”3 que trata sobre una familia italiana de clase media que llevan una vida normal, en donde los padres tienen que trabajar para poder mantener y sacara adelante a sus hijos, pero este orden o tranquilidad de la familia se ve alterado cuando el padre lleva a la casa a un hombre amnésico que ha encontrado en la calle. La protagonista, que en este caso es la madre, al quererlo ayudar va descubriendo el pasado del hombre, pero lo va descubriendo de una forma muy parecida a la película de Blow- Up o sea va juntando los pequeños símbolos como el número que tenía tatuado en el antebrazo, su experiencia en el mundo de la pastelería, un nombre: Simone?, o las pocas palabras que el hombre le dice, todo esto al principio no tienen sentido y la van llevando a falsas conclusiones hasta que al final de la película se da cuenta de la realidad, Simone era el amor del hombre amnésico, y este amor era prohibido ya que en los años 20 no era posible que hubiera una relación amorosa entre dos hombres. Al último ella se queda sorprendida porque la realidad del hombre era muy bizarra y ella nunca se imagino que la realidad fuera esa.

En el caso de Blow- Up y del texto de Julio Cortázar, la historia se ve desarrollando en torno al objetivo de la cámara fotográfica y la observación o un tipo de estudio de las imágenes que obtuvo en el parque y que lo llevan a ir de ampliación en ampliación cuando descubre elementos interesantes que lo intrigan. El carácter ambiguo de la imagen como instrumento del conocimiento de la realidad es lo que se juzga. El protagonista es testigo de un crimen que al ojo desnudo no fue capaz de ver y cuando procura despejarse sus dudas a través de la observación de las imágenes que registró con su cámara de fotos no encuentra una respuesta cabal; la película va jugando entre la verdad y la fantasía, lo que fue y lo que pudo haber sido, lo que sucedió de verdad o lo que tal vez no sucedió nunca.

Este tipo de pensamiento es algo que influencio a Archigram y lo que pudo desencadenar sus ideologías y la línea de diseño que siguieron, un nuevo lenguaje que la gente normal no se percata, la fascinación del grupo por la imaginería los acercó al terreno de la ciencia ficción, o tal vez en realidad no era imaginería si no la verdad de cada uno de los integrantes, su verdad, la verdad para su estomago. Influenciados por este entorno social de los 60 en el que los jóvenes no tenían limites y de los adelantos tecnológicos y que sobre todo en Inglaterra se pusieron al alcance de los jóvenes ya que eran importantes para el estilo de vida mod porque tenían una ideología de no escatimar en gastos con tal de tener lo mejor y más moderno, siempre luchando por sus creencias.

                En la película algo que se me hace fundamental para captar ese sentido de fantasía es la presencia del grupo de extrañas gentes con rostros pintados de blanco tipo mimos, con los cuales termina la película, esa escena del partido de tenis me llamo mucho la atención y me pareció como una alegoría de la realidad, fue una muy buena manera de concluir ya que aquí nos muestra de manera directa como el protagonista entra en este juego de realidades y al final desaparece y nos deja con la duda de si en verdad conocimos lo que paso o si sólo fue un ilusión.

 

Erika Valenzuela Alanis.

 

1.     Londres 1960- 66 (3ª edición). Los Mods, los clubs, los grupos, la herencia.

2.     Cortázar, J.”Las barbas del diablo.” 1959.

3.     Película: “La ventana de enfrente.” 2003. Director: Ferzan Ozpetek.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: